La calidad es más importante que la cantidad, así que disfrutá responsablemente.

Alterná con un vaso de agua entre copa y copa.

Tomar bebidas con alcohol no es un juego. A la hora de divertirte, no hagas que las bebidas con alcohol sean parte de las consignas del juego. Tomá chops responsablemente, jugá, pero no para tomar, y disfrutá del encuentro.

Panza llena, corazón contento. Antes de consumir bebidas con alcohol, asegurate de alimentarte nutritivamente.
No pierdas la cuenta. A la hora de tomar, no olvides ser consciente de la cantidad.
Respetá la decisión de la otra persona si decide no tomar.
No hay apuro. Tomá despacio disfrutando cada sorbo.
En caso de emergencia, no dudes en contactar a los profesionales de salud. Cuanto antes, mejor.